JIRO MURAI (1886-1960)

JIRO MURAI (1886-1960)

Jiro Murai nace en Japón en 1886 en el seno de una familia de médicos. Al no ser el primogénito no tiene la obligación de seguir con la tradición familiar. Trabajó en la producción de la seda como ingeniero. Le gustaba divertirse en concursos de comida y todos esos excesos lo llevaron a contraer una enfermedad importante. En 1912 y en estado terminal busca la soledad en las montañas para morir. Pide a su familia que lo deje solo durante una semana y pide que, pasado ese tiempo, vayan a recoger su cuerpo. En estos días toda su atención la puso en la respiración, el uso de mudras del budismo y el ayuno.

Durante seis días experimentó el enfriamiento de su cuerpo y en el séptimo sintió sensación de mucho calor en el cuerpo. Finalmente y tras perder la conciencia, su cuerpo recuperó la normalidad y el entendió que había sanado.

Jiro Murai quedó tan impresionado como agradecido. Advirtió que los Milagros sí ocurren y durante 34 años se dedicó al estudio, práctica y comprensión de cómo fluye la Energía del universo en nosotros, originando así Jin Shin Jyutsu.

Tras tratar a uno de los miembros de la familia del emperador y quedar muy agradecidos con él, le dan permiso para visitar y estudiar la biblioteca imperial y algunos documentos privados. Estudia los Registros del Kojiki de Asuntos Antigüos en el que él creía se esconde la historia de las enfermedades humanas.

Sus estudios nos devolvieron un arte curativo ancestral que se había ido olvidando a lo largo del tiempo.

Acabada la Segunda Guerra Mundial, Jiro Murai obtiene el permiso de la familia imperial para compartir y enseñar el arte de Jin Shin Jyutsu, como hoy lo conocemos, a la población general japonesa.

Comparte sus estudios con dos discípulos Mary Burmeister y el Dr. Haruki Kato. Es con Mary Burmeister con quien estandariza y documenta toda su investigación. M. Burmeister lo desarrolla en  EE.UU y el Dr. Haruki Kato en Japón.

Hasta 1957 hace ciclos de conferencias. Muere en 1960.

CERTIFICADO OFICIAL

Esta web no debe usarse como la única guía para sanarse a uno mismo o a otros. La intención es complementar, no reemplazar el consejo de su médico u otro profesional de la salud. Usted debe consultar a su proveedor de atención primaria en relación con cualquier problema médico presente o síntomas previos.