¿Puedo reconvertir un trauma?

¿PUEDO RECONVERTIR UN TRAUMA?

Todos podemos imaginar cuántas consecuencias negativas origina un trauma. Si éste, además, lo originó otro ser humano, éstas se multiplican.

La persona que ha pasado por un trauma suele experimentar ansiedad, depresión, trastorno de estrés postraumático…

Todos estos síntomas, proyectos para Jin Shin Jyutsu, se pueden aliviar con diferentes terapias como el coaching, soporte psicológico y psiquiátrico, medicación…

En mi caso, puedo decir que la medicación y apoyo psicológico me hicieron sentir un notable beneficio. Pero no fue hasta incluir la respiración y la meditación que encontré mayor mejora. Y sobre todo, mayor compromiso de mi para conmigo misma.

De todos modos, de lo que no solemos hablar es de cómo el peor capítulo de nuestra vida podemos transformarlo en algo de lo que aprender, crecer y conocernos. Ya ha ocurrido, eso no lo puedo cambiar, pero puedo decidir si me ancla, si me hunde, o si me da la dirección para emprender un nuevo camino.

En mi camino a “estar bien”, cuando había decidido hundirme, apareció Jin Shin Jyutsu. Lo digo así para que veamos que también es importante restar importancia y carga a todo lo que decidimos. Si algo es para nosotros, tardará más o menos, pero nos encontraremos.

Con Jin Shin Jyutsu aprendí algo de incalculable valor: es diferente sanarme a sentime bien sintiendo lo que siento.

Así, Jin Shin Jyutsu me ha enseñado a relacionarme conmigo de forma armoniosa.

Cuando aceptamos nuestra experiencia, nos disociamos menos y, por tanto, nos relacionamos más.

Al estar más conectados, nuestra capacidad de cambio se multiplica y las oportunidades de sentirnos bien, también.

En mis once años de práctica de Jin Shin Jyutsu, he podido aprender a reconocer qué área en mí precisaba de alguna atención y también a encontrar aquellas que estaban bien. Qué emociones estaban bloqueadas y no me permitían estar en armonía.

Porque cuando nos conocemos podemos adaptarnos, si nos adaptamos somos flexibles, si somos flexibles todo sucede sin tensión, sucede fácilmente. Simplemente, sucede.

Trabajando mi auto conocimiento, mi capacidad de participar y disfrutar de mi propia experiencia, relaciones y propósitos hacen mi vida plena.

También Jin Shin Jyutsu, igual que otras corrientes filosóficas, nos habla de unidad.

Como cada individualidad formamos un todo, así todos somos uno.

Esto equivale a que la conexión conmigo no es más que la conexión con el todo.

Todo son relaciones, si estoy bien conmigo estoy bien con el universo o dicho de otro modo: todo está bien si yo estoy bien.

Así, de algún modo Jin Shin Jyutsu nos ayuda a reconectar con la vida.

En mi caso, la auto ayuda que más utilicé para desbloquear el trauma fue flujo de Patrón energético de ombligo y cierres 13.

Podéis sostener vuestros 13s y coger vuestra palma de la mano.

 

CERTIFICADO OFICIAL

Esta web no debe usarse como la única guía para sanarse a uno mismo o a otros. La intención es complementar, no reemplazar el consejo de su médico u otro profesional de la salud. Usted debe consultar a su proveedor de atención primaria en relación con cualquier problema médico presente o síntomas previos.